lunes, 28 de marzo de 2011

Corrector

Todo corrector en crema debería aplicarse siempre sobre la base de maquillaje líquida. Si lo aplicas primero se borra cuando aplicas la base.

Los profesionales aplican una cantidad de corrector ligera y mínima. Úsalo sólo cuando realmente lo necesites y asegúrate de que el color combina perfectamente con el tono de tu piel. Si se nota que el color está encima de la piel, intenta difuminarlo dando golpecitos con tus dedos.

Las ojeras pueden disimularse simplemente presionando con el corrector . Aplícalo desde la zona del puente de la nariz y en el rabillo del ojo usando tu dedo anular. Añade un poco alrededor de tu nariz, sobre los párpados y en cualquier zona que necesite un poco de cobertura extra. Asegúrate de que lo extiendes bien.

Las manchas pueden cubrirse aplicando cuidadosamente el corrector con una pequeña brocha. Lo puedes extender también utilizando los dedos.

Añade el maquillaje en polvo después de aplicar el corrector. Si necesitas cubrir las manchas aún más, puedes usar otra capa de corrector sobre los polvos; pero asegúrate de no usar demasiado, porque esto puede hacer las manchas más evidentes.
Publicar un comentario